ARTÍCULOS DE OPINIÓN

 

Mesas de Reflexión sobre las artes escénicas dirigidas a la infancia y juventud

Zamora (Encuentros TE VEO)
25, 26 Y 27 de Mayo de 2010

Mirando a… México

La 12 edición de los Encuentros Te Veo, Festival de Teatro para niños/as y jóvenes que se ha celebrado en Zamora entre el 23 y el 27 de mayo último, ha tenido a México como tema central de los debates. Aparte del planteamiento plural de “Mirando a México”, el Encuentro acogió la presentación de los proyectos “Small Size” y “Babel. Construimos una casa”. Asimismo, hubo un tiempo de reflexión entre los colectivos del sector teatral infantil acerca de “Una mirada positiva a la crisis: sugerencias y propuestas”.

Zamora, mayo 2010Observadores externos 
La mirada a México contó con la participación de profesionales que, según sus experiencias personales, aportaron visiones si no contradictorias sí controvertidas acerca del teatro infantil en aquel país.

Moderaron las dos sesiones de debates Omar Meza de Da.te Danza (Andalucía) y Joan Muñoz de Pluja Teatre (Comunidad Valenciana). Ambos realizaron una breve introducción al teatro en México en calidad de observadores externos residentes en España. Omar Meza se mostró conciso ya que, desde su postura como mejicano de origen pero afincado en España, le resultaba “difícil dar una visión de México por una contradicción personal de amor/ odio”. No obstante, manifestó estar muy contento de poder participar en esta Mirada.

Joan Muñoz aportó un panorama global. En cuanto a las compañías observó una escasa tradición de proyectos. “Allí hay autores y directores con proyectos en vez de compañías con proyectos”. En su visita a México contó con la colaboración de los técnicos culturales pero apreció una gran confusión en las distintas organizaciones (CONALCULTA, ALAS, RAICES) que mezclan las funciones a falta de un Ministerio de Cultura. Observó una gran centralización de compañías en México D.F.

Zamora, mayo 2010Posiciones militantes 
Marcela Castillo y Anick Pérez, ambas pertenecientes a la compañía Aquelarre Teatro, aportaron una visión crítica tanto de la sociedad mejicana como de las instituciones en relación al teatro. Aparte de la concentración geográfica de las artes escénicas que apenas llegan a las poblaciones periféricas, manifestaron que pocos niños tienen acceso al teatro debido a que las familias tienen que cubrir necesidades básicas para subsistir. En este sentido, apuntaron que el mayor problema es la falta de público aunque hay una oferta grande de teatro para la infancia y la juventud.

Como consecuencia de esta visión, su compañía Aquelarre sobrevive en un panorama de compromiso social: descentralizar la cultura llevando el teatro a las localidades rurales, promover el teatro entre los docentes como herramienta cultural, generar públicos a través de la música y la contextualización, reivindicar la dignidad y la posición social de la mujer, concienciación ecológica dirigida a la alimentación de la población, hacer un teatro que parte de la manipulación de los objetos cotidianos tomados de la antropología tradicional.

Tales premisas se pudieron constatar en el montaje El Pájaro Dziú, espectáculo que formó parte de la muestra teatral. Dos campesinas narran la historia del Mayab donde un pequeño y valiente pájaro se enfrenta a diversos peligros para salvar la semilla del maíz. Las dos actrices asumen diversos personajes manipulando objetos de la cultura tradicional. La fantasía, el didactismo y la cultura ancestral basada en la leyenda se expresan dentro de una estética popular.

En otro orden de cosas, las componentes de Aquelarre dirigieron sus críticas a las infraestructuras teatrales mexicanas. “Hay muchas instancias a donde recurrir pero con poca capacidad económica y una excesiva burocracia”, afirmaron. Al parecer, el apoyo institucional es escaso pero con la particularidad de que si hay una institución que ayude surge otra institución que puede ayudar también. Existen convocatorias para entrar en el espacio, una especie de circuito o red, pero los promotores no ven espectáculos teatrales con lo cual no se promueven los proyectos sino a tal o cual autor o director.

Zamora, mayo 2010Diego Delgado, de la compañía El Navegatorio, aportó la visión de un mejicano que lleva diez años residiendo en Madrid. Dijo que “México tiene mucho que decir al mundo”. Delgado ha encontrado diferencias tanto en el humor como en la poética entre España y México. Allí hay dos tipos de dramaturgias, una autóctona y otra “Disney”. Tal y como se pudo comprobar en el montaje escénico presentado por El Navegatorio esta compañía se adentra en la poética de los cuentos y leyendas tradicionales prehispánicos “que son un misterio tanto para los mexicanos como para los españoles”. En Señores de las nubes se describe una cosmogonía incaica que explica el origen y funcionamiento de las nubes, la lluvia, el granizo y el viento. Con una evidente intencionalidad pedagógica, el espectáculo se recrea en la expresión plástica y musical antropológica dentro de una estética ritual.

La intervención de Gerardo González, director del Festival Internacional de Teatro del Humor de Sonora, se centró en el aspecto de la distribución y promoción. Apuntó la dificultad para obtener apoyos institucionales. Su proyecto se basa en la creación de públicos hasta tal punto que para la gente de Hermosillo, frontera con Arizona, el concepto de teatro es el de La Matraca, agrupación que organiza este festival contando con compañías de EE.UU., Chile, Brasil, México y España (Factoría Teatro y Ultramarinos de Lucas, principalmente). El proceso de promoción se apoya en la información a los muchachos antes y después de lo que van a ver.

Desde el punto de vista conceptual, todos los ponentes se posicionaron en la importancia del teatro como herramienta, aunque con algunos matices. Así, para Gerardo González “el teatro debe ser un antídoto a todo lo que rodea al niño como herramienta para valorar la diversidad”. Para el componente de El Navegatorio “el teatro debe ser trasgresor, debe tocar al niño ya que la Humanidad va a florecer a través de los niños”. Para las componentes de Aquelarre Teatro hay un planteamiento reivindicativo y de integración social.

El aspecto asociativo del teatro en México también se mostró con cierta unanimidad, cuestión que se pudo comprobar en las intervenciones de la segunda sesión del Encuentro. “No hay asociaciones de compañías teatrales”“Hay recelo entre las compañías, si mi vecino tiene trabajo eso significa que me lo quita a mí”. “La competencia entre las compañías lleva a disputas entre los Estados y nadie quiere mostrar su trabajo en festivales porque se tiene miedo de que otros se puedan aprovechar de las ideas”. Se apuntó la necesidad de una mayor oferta teatral. Se insinuó ciertas prácticas caciquiles en la promoción.

Zamora, mayo 2010Postulados desde la reflexión
La óptica para institucional, contó con las ponencias de Gabriela Huésca y Maribel Carrasco, ambas promotoras culturales al servicio del Consejo Nacional de Cultura y las Artes (CONACULTA) y del Instituto Nacional de Bellas Artes. Estas investigadoras también intervinieron en el Encuentro con el espectáculo Lacandona, o cuando las estrellas caen donde demostraron sus ideas con una propuesta pulcra y bella desde el punto de vista plástico. Con un contenido lleno de fantasía, una pizca de ecología apoyada en la cosmología maya y algo de didactismo –“necesitamos de la selva”, y “la historia comienza en las manos de todos”, se dice en el texto– el montaje utiliza finamente el lenguaje multimedia dentro de un contexto de danza/ teatro.

Gabriela Huésca y Maribel Carrasco expusieron al alimón su visión del teatro para la infancia desde la perspectiva personal de quienes, dedicándose a la investigación escénica, tienen que ser jurado para promocionar uno u otro proyecto. Sus propuestas están basadas en la calidad, pero no negaron la precariedad de los grupos y las dificultades políticas que existen en México para con el teatro. En este sentido, reafirmaron lo que se había dicho en la primera sesión. “Hay una situación muy crítica en los grupos debido a la situación política. Una tendencia política establece unos programas culturales pero luego llega otro funcionario que favorece a sus amistades. (…) Hay interés en cubrir grandes cantidades de niños, pero luego hay otro que niega eso y busca la calidad”. 

Su intervención partió de la crítica a las instituciones pero derivó a la autocrítica para centrar su intervención en la calidad. “La calidad está antes de otra cosa”, manifestaron. En la autocrítica analizaron un teatro de carencias creativas: “Existe una idea estereotipada de la infancia; no existe el mundo de los niños sino hay un solo mundo en el que habitamos todos con la felicidad, las pasiones, y los aciertos, las alegrías y los temores; hay pobreza de contenidos que convierten las obras en herramientas de instrucción o didactistas, ecologistas, activistas… que nos hace caer en la intención de trabajos para niños como en ‘deber ser’ en vez de una experiencia estética en ‘el ser’ que potencia cualidades inherentes a la especie que están adormecidas por la misma vida, la familia, la religión, la socialización…” 

Zamora, mayo 2010Apoyaron la calidad en los contenidos, en la forma de presentarlos, en la investigación y en el intercambio de propuestas escénicas. Con respecto a los contenidos apuntaron que se deben asentar en: los temas para niños son todos los que nos conmueven a los mayores; interesa la metáfora y el juego simbólico como manera de acercarnos a la realidad; hay que huir del didactismo y del deber ser para implantar el ser y potenciar cualidades. Con respecto a la forma, dijeron que la manera de decir tiene mucho que ver con el valor de la palabra; hay que potenciar el texto. La investigación es otro punto esencial para llegar a la calidad. En este sentido abogaron por que los creadores tienen que plantearse el porqué hacer teatro para la infancia, qué es lo que se quiere decir, qué es la infancia. Cada uno debe encontrar un estilo propio. Es preciso dedicar esfuerzos a la formación y no utilizar la fórmula del éxito “si esto funciona…”, hay que aportar una creación propia. En cuanto al intercambio abogaron por los festivales entre países diferentes porque es allí donde se aprecian el riesgo y la calidad.

Zamora, mayo 2010Replica
Llegados a este punto, es preciso dejar constancia de la participación de María Cruz, componente de la agrupación La Matraca que promociona la cultura en el Estado de Sonora. Extracto algunas ideas. Dijo que la calidad es importante pero la formación de público también. Este Estado se formó en el desierto con la necesidad del agua como prioridad y la formación humana quedó de lado. Es complicado hacer teatro, danza, música, arte de calidad cuando existe pobreza material. Los grupos de Sonora están cerrados a piezas como Los tres cerditos, Caperucita Roja, Pinocho, un mundo de fantasía pero no a una realidad específica que se está viviendo en el Estado que es: la falta de agua, el narcotráfico, violencia familiar, “tenemos la mamá más joven del país con 11 años…” Es importante manejar estas temáticas del acoso, la sexualidad. Nos entregamos a los grupos que contribuyen al desarrollo del teatro y sobre todo a la formación y el enriquecimiento cultural de los niños. Sí, es importante reflexionar acerca de por qué y el qué hacemos pero es complicado en una provincia que carece de todo. Urge en nuestro país que los grupos formemos una coalición, asociación. Los grupos teatrales en México están desligados porque a las autoridades les conviene que estemos individuales. La asociación es buena para la formación.

Programa de Teatro Escolar 
Al parecer, el Instituto Nacional de Bellas Artes realiza una convocatoria dirigida a los grupos que han de elegir de entre un catálogo de obras escogidas por el INBA. Una vez seleccionados los grupos con las obras se retiran a una especie de convento donde varios creadores de amplia trayectoria asesoran a cada proyecto. El Programa se sigue en cada Estado que tiene una obra en temporada con una producción decente. Es muy complicado que todas las obras sean de la calidad requerida.

Las producciones elegidas son subvencionadas para que todos los niños vayan gratis al teatro. Esto genera un paternalismo tremendo, porque cuando actúa otro grupo que no tiene apoyo los niños no van. Hay cuestiones de desigualdad entre D.F. y la mayoría del país.

Zamora, mayo 2010Movilidad 
La movilidad de compañías no es entendida como en España. El Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) lanza una convocatoria a los directores y autores de textos, no a las compañías. Los teatros subvencionan a las obras elegidas y los niños asisten por las mañanas al teatro. El director es quien se encarga de vender la producción a otros institutos. Pero, debido a que no existen las figuras del productor ni del distribuidor, las producciones se pierden o se almacenan sin más utilidad, aunque los directores pueden solicitar quedarse con la producción de decorados, vestuario… Otro problema que tiene la movilidad es que muchos actores trabajan para la televisión y el espectáculo no se puede retomar ni mover más allá de los teatros subvencionados.

Una mirada positiva a la crisis: sugerencias y propuestas
Con este enunciado se dedicó toda una sesión tanto para exponer ideas como para debatir diversos planteamientos acerca del teatro en la encrucijada de la crisis económica.

Antonio Sarrió, de Cambaleo Teatro, reflexionó acerca de: modelos de ayudas, necesidad de estudios sobre el valor real de los proyectos, cómo encontrar caminos para reducir la presión fiscal, la adaptación de la figura jurídica a la empresa productora, la búsqueda de asesoramiento legal para ver la solución.

Jacinto Gómez, de Rayuela, reflexionó acerca de la necesidad de unir fuerzas entre todos para solicitar ayudas. Propuso que, al igual que las ayudas al cine funcionan, pueden funcionar en el teatro con una Sociedad de Garantía Recíproca. Habló acerca de los avales financieros, de la refinanciación, de los préstamos circulantes, de Lessing y de pólizas de crédito.

Pere Romagosa, de La Pera Limonera, dio lectura al Plan Integral de las Artes Escénicas y Musicales de Cataluña.

Zamora, mayo 2010Presentación de Proyectos 
Carlos Herans, de Acción Educativa, presentó el proyecto “Smail Size”, una red europea para la difusión de las artes escénicas en la primera infancia. El proyecto pone el acento en la creación y en la formación dirigida a quienes producen los espectáculos infantiles de cero a seis años. Herans describió el proceso de formación del proyecto con la incorporación sucesiva de diversos países. España está desde el comienzo a través de Acción Educativa. El proyecto “Smail Size” ha conseguido el reconocimiento de la Comisión Europea por medio del programa Cultura 2000. Carlos Bernal, de Telón Corto, presentó del proyecto “Babel. Construimos una casa” pensado para dar a los jóvenes y al público en general la imagen de Europa como una comunidad que acoge a jóvenes, niños y adultos de culturas diversas. Bernal explicó el proceso de creación de la obra La señora Bah y su jardinero Bell en el marco del proyecto internacional junto a otras obras creadas en Polonia, Lituania, Alemania, Francia y Portugal. El proyecto se propone el intercambio entre los países destacando los valoras humanos, el diálogo y la cultura en general.

Manuel Sesma Sanz. Periodista

 

Te Veo

Pin It on Pinterest

Share This